Tratamientos para reflujo gastroesofáfigo crónico:

I. Sintomático:
Tratamiento a base de medicamentos que disminuyen la acidez estomacal, llevar una vida sana, bajar de peso, seguir una pauta nutricional adecuada para su condición fisiológica, inclinar la cama para que la cabeza quede con una atura mayor que el estómago.

 

II. Quirúrgico:

a. Técnica de Nissen:
Consiste básicamente en apretar el esófago a nivel del esfínter cardial con la parte alta del estómago. Tiene muy buenos resultados iniciales pero una alta reincidencia a largo palzo.

b. EndoStim™:
Consiste en la instalación de un marcapaso que se coloca por vía laparoscópica en un procedimiento que dura aproximadamente 45 min. El dispositivo se coloca en el esfínter esofágico inferior -que separa esófago y estómago-, el cardias. Este músculo cuya falta de contracción es uno de los factores más importantes que producen reflujo gastroesofágico. El dispositivo estimula al esfínter a través de impulsos eléctricos que lo hacen contraerse de forma normal evitando el flujo retrógrado del contenido gástrico hacia el esófago o incluso la cavidad bucal, lo que se traduce en la disminución o anulación de la sintomatología típica del reflujo sin afectar la deglución normal u otros aspectos para una alimentación normal. Para mayor información haz click aquí.