La diabetes Mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad que dura toda la vida (crónica) en la cual hay altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes Mellitus tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad.

Solo un 20% de las personas con Diabetes Mellitus tipo 2 logran controlar adecuadamente la enfermedad con medicamentos y los tratamientos médicos disponibles. Durante los últimos años, y por la vía de la experiencia comprobada, se ha podido confirmar que la DM2, en algunas condiciones, puede ser manejada mediante una cirugía bariátrica, específicamente mediante la técnica de Bypass Gástrico. El problema específico del peso del paciente, ha quedado relegado a un segundo plano, no siendo relevante al considerar la alternativa quirúrgica, esto porque la parte nutricional puede ser manejada dando una pauta nutricional alta en calorías. El bypass gástrico, entre varias alternativas quirúrgicas que se están experimentando, es la cirugía con resultados más seguros y conocidos en el largo plazo.

Los mejores resultados se obtienen en pacientes con menos de 10 años de evolución de la enfermedad y sin uso de insulina. Una delicada evaluación preoperatoria permite definir si un paciente es o no un buen candidato para la cirugía y si es posible esperar entonces un buen resultado de ella.

 

¿Cómo saber si padezco DM2?

En primer lugar se aconseja, no solo para esta patología, que todo paciente se haga chequeos médicos periódicos para poder pesquisar a tiempo alguna anormalidad orgánica.

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar diversos síntomas, como: visión borrosa, sed excesiva, fatiga, micción frecuente, hambre, pérdida de peso. Pero debido a que la diabetes Mellitus tipo 2 se desarrolla lentamente, algunas personas con niveles altos de glicemia son completamente asintomáticas. Con el paso del tiempo se puede observar deterioro general, defectos orgánicos como insuficiencia renal y/o cardíaca, entre otros.

Existen diversos exámenes clínicos que se indican al paciente que se sospecha de padecer esta patología donde se describen: análisis de orina, glicemia superior a 200 mg/dL., exámenes de sangre como Glicemia en ayunas, Hemoglobina A1c (HbA1c), Prueba de tolerancia de glucosa oral, etc.

 

¿Qué efectos nocivos puede tener la DM2 no tratada o mal tratada?

Al ser una enfermedad aún sin cura, se considera de tipo crónica por lo que el control de la patología es esencial y vital para evitar problemas secundarios que derivan de ella, como por ejemplo: problemas oculares, como dificultad para ver (especialmente por la noche) y sensibilidad a la luz, incluso llegar a la ceguera; pies y piel pueden desarrollar úlceras e infecciones, incluso llegando a la amputación; los nervios del cuerpo pueden sufrir daño y causar dolor, picazón y pérdida de la sensibilidad; debido al daño en los nervios, usted podría tener problemas para digerir el alimento que come y podría sentir debilidad o tener problemas para ir al baño. El daño a los nervios también puede producir impotencia masculina.